La salud del Vizsla

Los Vizsla en general son perros muy sanos, con una longevidad media- alta, y con una energía inagotable. Muy pocas son las enfermedades asociadas al vizsla y las que hay con un porcentaje muy bajo de incidencia en la raza. Entre ellas podemos destacar:
Displasia de cadera, Epilepsia y Enfermedades oculares. De las cuales, solo podemos descartar a nuestros reproductores de la displasia de cadera mediante pruebas. Las otras solamente podemos evitarlas retirando de la cría aquellos ejemplares que la sufran.


Displasia de cadera
La etapa inicial del crecimiento de un cachorro es fundamental para prevenir esta enfermedad, de ahí la importancia de una buena alimentación y un ejercicio moderado; que ayudara a prevenir la displasia en su etapa adulta.
Aunque la aparición de displasia es más común en razas grandes, no está de más realizar un control de nuestros ejemplares. La selección genética es una de las mejores soluciones para reducir la incidencia de la displasia en el Vizsla y en cualquier otra raza, de ahí la importancia de realizar las pruebas de displasia de cadera a aquellos ejemplares de Vizsla que pensemos utilizar para la cría, evitando así que los cachorros tengan una displasia genética transmitida por sus padres desde su nacimiento. La FCI clasifica el grado de displasia por letras: A, B, C, D, E
Los perros que tienen displasias con grados C, D y E no debieran emplearse en programas de cría, ya que es muy probable que transmitan los genes portadores de la enfermedad a su descendencia.


Epilepsia
Otra de la enfermedades que puede sufrir nuestro Vizsla es la epilepsia.
¿Qué es la epilepsia? La epilepsia es una enfermedad crónica caracterizada por uno o varios trastornos neurológicos que deja una predisposición en el cerebro para generar convulsiones recurrentes, que suele dar lugar a consecuencias neurobiológicas, cognitivas y psicológicas.
La epilepsia puede tener muchas causas. Puede tener origen en lesiones cerebrales producidas por traumatismos , tumores, etc.) pero en algunos casos no hay ninguna lesión, sino únicamente una predisposición de origen genético a padecer las crisis.
Debido a que no hay ninguna prueba que podamos realizarle a nuestros ejemplares, es muy importante no cruzar a ejemplares que sufran dicha enfermedad.
También hay que tener en cuenta que no todos los episodios de convulsiones son debido a la epilepsia. Pueden ser debidos a otras causas como: hipoglucemia, hipotiroidismo, tumores, traumatismos, envenenamientos, etc.

Más información en el Articulo Epilepsia en el Vizsla.


Enfermedades oculares
Entropión y Atrofia retiniana son dos enfermedades oculares que pueden afectar a los Vizslas.
Entropión es un término médico usado cuando el borde del párpado se pliega o invierte en dirección hacia la superficie del ojo. El contacto y el roce causan irritación característica del ojo y con el tiempo, ulceración y cicatrización de la córnea. Entropión generalmente es causado por factores genéticos. Por ello no debemos criar con vizslas que muestren esta enfermedad. Aunque la solución de esta enfermedad pasa por una sencilla operación por parte de nuestro veterinario.
La atrofia retiniana se trata de una enfermedad hereditaria que causa degeneración irreversible de la retina y déficit visual severo, casi siempre con ceguera total. El gen causante de esta enfermedad es un gen recesivo, por lo que para que esta enfermedad aparezca los dos progenitores deben ser portadores de dicho gen.
Nada más decir que debido a la bajísima incidencia de estas enfermedades en nuestros vizsla, los únicos requisitos para conservar en perfecto estado a nuestros perros son: una alimentación equilibrada, ejercicio moderado durante el crecimiento, limpiezas periódicas de los canales auditivos de nuestras mascotas para evitar otitis y cepillados para eliminar el pelo durante los periodos de muda.
Si seguimos estos sencillos consejos podemos disfrutar de nuestros vizslas durante 10 o 15 años.