LA SALUD DEL RHODESIAN RIDGEBACK


Cabe destacar que el Rhodesian ridgeback es un perro sano, atlético y funcional. Pero como todas las razas puede sufrir leves enfermedades que hay que tener en cuenta para una cría responsable. Citamos algunas de las que admiten pruebas diagnósticas, determinando así la buena salud de nuestros perros y sus descendientes.


-DISPLASIA DE CADERA (DC) Y CODO (OCD) EN EL RHODESIAN RIDGEBACK.


Displasia de cadera
La etapa inicial del crecimiento de un cachorro es fundamental para prevenir esta enfermedad y más aún si cabe en razas de tamaño grande como el Rhodesian, de ahí la importancia de una buena alimentación y un ejercicio moderado; que ayudara a prevenir la displasia en su etapa adulta.
La selección genética es una de las mejores soluciones para reducir la incidencia de la displasia en el Rhodesian, de ahí la importancia de realizar las pruebas de displasia de codo y cadera a aquellos ejemplares de Rhodesian que pensemos utilizar para la cría, evitando así que los cachorros tengan una displasia genética transmitida por sus padres desde su nacimiento. La FCI clasifica el grado de displasia por letras: A, B, C, D, E
Los perros que tienen displasias con grados C, D y E no debieran emplearse en programas de cría, ya que es muy probable que transmitan los genes portadores de la enfermedad a su descendencia.
Displasia de codo
La displasia de codo tiene muchas similitudes con la de cadera. En ambos casos es un trastorno degenerativo que afecta a la articulación. Por ello, la displasia de codo también afecta principalmente a razas caninas de gran tamaño. La enfermedad se manifiesta cuando el perro es joven, entre 4 y 8 meses de edad, a menudo es de origen genético.
El diagnóstico de la displasia siempre se debe llevar a cabo mediante una radiografía en centros especializados. Ahora mismo los centros reconocidos para la homologación de las radiografías por la RSCE son: AVEPA, AMVAC y SETOV.
Otras causas que pueden provocar una displasia de cadera/codo adquirida pueden ser traumatismos, una mala alimentación, exceso de ejercicio, etc.

HEMOFILIA EN EL RHODESIAN RIDGEBACK


La hemofilia es un trastorno hereditario que produce una mala coagulación de la sangre. Se suele manifestar con sangrados dentro de los músculos o articulaciones, produciendo una deficiencia por parte del organismo del perro en detener dicho sangrado. La patología subyacente de la hemofilia B es una falta o disminución de la actividad del factor de coagulación IX que desempeña un papel crítico en la pared de coagulación.
Los perros afectados presentan hemorragia que varía de leve a severa dependiendo del grado de la enfermedad.
Aunque, los individuos que sufren la hemofilia B padecen cierto impacto en lo referente a su calidad de vida y en el rendimiento; la gran mayoría de los perros afectados con esta enfermedad consiguen llegar a la edad adulta.
Patrón de herencia de hemofilia B:
Hemofilia B es un rasgo recesivo ligado al sexo (recesivo del cromosoma x), eso significa que los machos son mucho más propensos a desarrollar esta enfermedad que las hembras, debido a que los machos poseen un solo cromosoma X. Si este cromosoma X lleva un gen mutante, el perro se ve afectado con la hemofilia B. Mientas que en las hembras la enfermedad se desarrolla sólo si heredan dos cromosomas X con un gen mutante. Las hembras que tienen un sólo un gen mutante en un cromosoma X son portadores de la hemofilia B pero no desarrollan dicha enfermedad.
Una prueba genética, en ADN, determinaría un diagnóstico precoz de la enfermedad en los perros afectados lo que contribuiría a la reducción de la ocurrencia de esta enfermedad en la población.

FENOTIPO GENOTIPO
MACHOS XHY
HEMBRAS XHXH
MACHOS AFECTADOS XhY
HEMBRAS AFECTADAS XhXh
HEMBRA PORTADORA/NO AFECTADA XhXH


Referencias:
R. Mischke, P. Kühnlein, A. Kehl, I. Langbein-Detsch, F. Steudle, A. Schmid, T. Dandekar, A. Czwalinna, E. Müller: G244E en el factor canino gen IX conduce a hemofilia severa B en Rhodesian Ridgeback; La revista Veterinaria 187 (2011) 113-118


DERMOIDE SINUS.


El dermoide sinus (DS) es una afección que aparece en diferentes razas, entre ellas el Rhodesian ridgeback. Tambien hay que tener en cuenta que la aparición del dermoide Sinus es casi mínima en el Rhodesian. Un DS se produce por el hecho de que en el desarrollo de las células embrionarias, que más tarde forman la piel, se produce un fallo en su división celular, dando lugar a la aparición de un canal (tubo) que une la piel con el hueco intervertebral de la columna, lo que provoca una unión entre la columna vertebral y la superficie de la piel (No siempre está unido a la columna vertebral depende de su longitud). Se puede clasificar en Grado I, II, III, IV



Cuando hay DS, se aprecia un pequeño orificio en la superficie de la piel (el cual se observa mejor si afeitamos la zona). Es un conducto, que se puede apreciar mediante palpación de la piel .La aparición del DS puede ocurrir a lo largo de toda la columna vertebral del perro.



Si el DS no es operado quirúrgicamente más tarde o más temprano aparecerían infecciones en la zona (más o menos graves, dependiendo de la longitud del DS). Estas infecciones son provocadas por la acumulación de partículas de la piel, pelo, suciedad, grasa y humedad en el canal del DS. En algunos casos puede ocurrir que la infección llegue hasta la médula espinal produciendo problemas neurológicos o causando una septicemia (envenenamiento de la sangre) que podría llegar a un desenlace no deseado. Los ejemplares que padecen el DS nacen con ello y jamás se desarrolla posteriormente.
Afortunadamente hoy por hoy el DS es operable quirúrgicamente, con muchas garantías de recuperación por parte del cachorro, y sin dejarle secuelas posteriores, nada más que una pequeña cicatriz de la cirugía.


GEN AZUL.


El gen azul como tal no es una enfermedad, pero los ejemplares que muestran los rasgos de este gen pueden desarrollar ciertas enfermedades asociadas al gen azul. Por citar algunas:
CDA (Alopecia, Inflamación de la piel, prurito, etc.) , degeneración de las células de Purkinje cerebelosas (un síndrome genético que afecta el sistema nervioso central en perros con dicho gen).
La aparición del gen azul es mínima debido a la cría responsable de la gran mayoría de criadores en Europa que realizan las pruebas genéticas a sus reproductores para descartar que sean portadores, ya que, no solo es importante no cruzar con Rhodesian que muestren este color azulado, sino también con aquellos ejemplares que aunque no son azules son portadores de esta mutación para evitar que en generaciones posteriores aparezcan perros con las citadas afecciones.
Hay una gran variedad de genes que influyen en fijación del color de la capa de los perros. Sólo algunos de estos genes se identifican mediante pruebas con ADN. La dilución del color es una serie relativamente simple y fácil de diagnosticar.
Este locus clásicamente se conoce como el locus D y contiene el gen melanophilin (MLPH). Hay dos alelos en el locus diluido, denominados D (pigmentación dominante, completa) y d (pigmento diluido recesivo). La dilución de color de capa se hereda como rasgo recesivo monogénica y solo se muestra en perros con el genotipo dd. Por lo que los perros con el genotipo DD o Dd muestran el color de la capa normal.

VIDEO SOBRE UN RHODESIAN CON COLOR AZUL QUE PADECE LA ENFERMEDAD DE LAS CELULAS DE PURKINNJE CEREBELOSA: https://www.youtube.com/watch?v=tXCyCBnOqkQ
Referencia:
http://jhered.oxfordjournals.org/content/100/suppl_1/S75.full#T1
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/8046673
http://www.askjpc.org/wsco/wsc/wsc96/96wsc16.htm Estudio del laboratorio de Patologia en la universidad de Pensilvania.
http://www.adweraridgebacks.com/genetic.html
Para concluir podemos decir que el RR es una raza sana, con mínimos problemas de salud y fácilmente evitables en nuestros Rhodesian con la realización de unas accesibles pruebas de salud. Y Como futuros dueños, debemos comprometernos a proporcionarle una correcta y sana alimentación, un ejercicio acorde a su edad . sin olvidar sus revisiones veterinarias periódicas.

©